El Ciclón y la Furia

¡Hasta la Victoria Siempre!

lunes, enero 30, 2006

Paolo Montero: karate for ever


Graciela Alfaro la sacó baratísima. Jugamos sin diez (¡hasta cuando!), sin poder dar tres pases seguidos, y sin alma. Lo único que cambió la derrota que se venía fue la presencia en la cancha de Paolo Montero quien, experto en karate for ever, logró sacar de quicio al HOMBRE CASTRO, quien hasta ese momento había jugado para Vélez, pero después de la patada shaolín de Montero empezó a jugar para sí mismo, propulsado en una descomunal calentura. Y ahí Vélez perdió el partido. Creo que con Montero los 90 minutos en la cancha, San Lorenzo no perdió un partido. Claro que Montero, creo, jugó apenas más de tres completitos. ESTE ENCUENTRO DEJO VARIAS PREGUNTAS: ¿Por qué le dicen el Látigo a alguien que no hace nada? ¿Por qué sigue relatando un infradotado que decía, cuando se la llevaba Acosta "ahí va Luna, vamos Lunita"? ¿Por qué Cardozo no se dedica a ser periodista tipo Quique Wolf? ¿Por qué Saja no juega de nueve? Continuará...

jueves, enero 26, 2006

Tardes con mi viejo. Parte Uno

Sonó el teléfono. Era mi viejo. Me dijo: “¿vamos a La Plata? San Lorenzo estaba puntero o podía ser puntero si ganaba, no me acuerdo bien. Lo dirigía Ruggeri. Le dije a mi viejo que el viaje hasta La Plata era muy largo y que no me parecía muy seguro ir para allá. El me dijo: “Yo voy igual. ¡Cómo no voy a ir si podemos ser punteros!”. Me preocupó que un tipo de setenta años se mandara solo a La Plata, con la camiseta de San Lorenzo puesta. Le dije: “Papá, por qué no lo ves por la tele, mirá si te pasa algo”. El me dijo: “Qué más me puede pasar a los setenta años. Yo voy a ver al Ciclón”. Me cortó. Me quedé dando vueltas alrededor del teléfono, nervioso. De golpe, lo llamé. Le dije: “Esperame que pido un remise y te paso a buscar”. Atendió enseguida, así que estaba esperando que lo llamara. Lo pasé a buscar y nos fuimos a La Plata en silencio. Había nubes densas en la ruta y el remisero tenía la radio prendida para escuchar la previa de los partidos. Cuando llegamos, un mundo de gente se movía en torno a la cancha de Estudiantes, eran como un cordón humano que estaba puesto ahí sólo para dificultarnos aún más la entrada al estadio. Eludiendo gente como un jugador de rugby lanzado a fondo, llegué a la ventanilla de plateas para darme con la novedad de que no había más. Conseguí, de última, dos populares. Hicimos una cola inmensa y entramos a la cancha con el partido empezado. Encima nuestro las tribunas hervían de caras fijas en el campo de juego . “Papá, esperame que voy al baño y vuelvo enseguida”, le dije. Entré al baño corriendo. Cuando salí, mi viejo no estaba por ningún lado. ¿Dónde se fue?, pensé. Hice un paneo con mi vista por la larga tribuna y lo vi. Estaba a mitad de camino, abriéndose paso. Me di cuenta de que yo ya le había servido para lo que él necesitaba, que era llegar a la cancha con todo pago. “Papá, papá”, le grité. Y le hice señas a la gente para que lo pararan. Alguien lo agarró del brazo y me señaló a mí. Mi viejo se dio vueltas, me miró, miró la cancha donde ya se estaba jugando, y me dijo una mentira letal: “Pensé que estabas arriba”. Y me hizo señas como si él, en verdad, me estuviera siguiendo a mí.

jueves, enero 19, 2006

El hombre con pelo de chinchilla

Lo confieso: Odio profundamente a River (no me gusta nada de ellos, ni sus plateístas del orto, ni su camiseta -titular, suplente, etc, ni la onda del culón que es su presidente quien, con su soberbia y estupidez, mezclada con una gran dosis de ignorancia, me hace acordar a un jefe que tuve en un diario deportivo). Por el contrario, me gusta jugar contra Boca. No me importa ganarle a River un partido de verano. Pero sí me importa ganarle a Boca siempre: es cuestión de rafirmar un orden ontológico que rige mi "Nahual" desde que estoy en el mundo (estoy hablando en términos de hechicería india, para más datos, consultar Viaje a Ixtlán, de Castaneda). Que quede claro: cuando me saquen de acá con los pies para adelante, quiero seguir siendo padre de Boca. Es lo único que me importa. ASI QUE GRACIELA AUNQUE SEA UN PARTIDO DE VERANO HAY QUE GANARLE A LOS 11 PERROS QUE DIRIGE EL HOMBRE CON ENTRETEJIDO DE PELO DE CHINCHILLA. ¿ESTAMOS?

lunes, enero 16, 2006

¿Vieron al Ajax de Holanda?

Los torneos de verano generan esa especie de espejismo -será por el bronceador en los ojos mezclado con la arena- que hace que uno vea un oasis donde, en realidad está Tití Fernández preguntando boludeses. ¿No les pareció raro que San Lorenzo jugara casi como un equipo aceitado, con personalidad y potencia goleadora? La rabona de Pérez ¿Se repetirá por los puntos? Debo decir, en este caso, que la rabona fue lógica en la jugada, ya que "tenía que patear un zurdo" para dejar de costado al arquero. PERIODISTAS DEPORTIVOS DEL MUNDO: por favor, esfuércense un poquito y no le pongan al pibito Acosta BETO o BETITO. Les sugiero nombres: Como es salteño: Jumping Jack Acosta. O "Tren" por el "Tren de la Costa". O si no les va ninguno, de última "TOBE, el niño con alas". Bueno, torneos de verano, flores de un día son. GRACIELA , YO QUIERO GANAR EL CAMPEONATO Y LA LIBERTADORES. ESTAMOS?

martes, enero 10, 2006

De la crónica diaria

Como no me interesa para nada esa GARCHA QUE ALGUNOS LLAMAN FUTBOL DE VERANO quería contar que me puso muy contento el triunfo de Carlos Baldomir, -que todavía no puede ser Bal dormir- porque no tienen pegada y no puede mandar a nadie a la lona- pero que tiene unos huevos notables. Y me acordé, viendo la pelea con mi viejo, que hace ya varios años con mi amigo TITO DEL EAGLE, cenamos en un restaurant rantifuso con el gran Amilcar Brusa. Y éste, entre tragos, me dijo en relación a Monzón y sus jermus: " Yo le decía a la Pelusa, negra adelgazá que este te va a cambiar por otra!". Me imagino que ya deben estar fabricando a la vedette que le tocará en suerte a Baldomir ¿No?

El Asunto Gallardo Segunda Parte

The Man from Uncle se salía de la vaina para contarme más cosas jugosas de la camarilla letal que lo sacó con los pies para adelante a Mostaza Merlo. Y me anticipó, anoche, cuatro de la matina, whiskys mediantes y ventilador asmático a punto de palmarla- que el Muñeco letal -o Muñeco Malito- podría llegar a renunciar. Y dicho y hecho. Por otra parte, parece que Merlo ES UN PURGATORIO PARA QUE DESPUES LLEGUE EL ALDO RICO DEL FUTBOL ARGENTINO: EL KAISER. Esto ya pasó dos veces. Ahora, unas consideraciones: Gallardo se fue porque pedía como técnico a Rijkard para hacerle camarilla y echar a alguien todavía más famoso que Merlo. Después, como no lo pudieron traer -y eso que presionó a los directivos- se fijó quién quedaba más famoso en el club y comprobó que era él. ¡Y se armó una autocamarilla (Mirándose al espejo del botiquín del baño, diciéndose a sí mismo : "Vos no tenés todo el apoyo del grupo" y se echó a sí mismo! )Un tipo consecuente.

lunes, enero 09, 2006

El muñeco malito

Hagamos una vaquita y COMPREMOS YA AL MUÑECO GALLARDO. PARA QUE HAGA UNA CAMARILLA LETAL Y SAQUE CON FRITAS A GRACIELA ALFARO.

miércoles, enero 04, 2006

Problemas técnicos

Barranca profunda, mi amigo que asistió a los Premios de Yrygoyen que se entregó a sí mismo el Gran Diario Argento y me trajo la buena nueva de QUE EL GORDO COME PURE VOLVIA A LA ETAPA DE LA VINCHA, me dijo anoche, mientras degustábamos un asado en su terraza -un loft que da a los emprendimientos de Alan Franela- y hablabámos de los problemas que tenían Pusineri y Falcioni -ALIAS WILLY GONCA- que algo similar le pasó a El Ingeniero Pellegrini con Juan Román Riquelme, quien es famoso, junto a Sorín, por no querer entrenar ni a ganchos. Lo cual agita resquemores entre sus compañeros menos célebres. La cosa es que semanas atrás Il Ingenieri le dijo al plantel que los iba a concentrar muchos más días por las seguidillas de partidos que se venían. Y Riquelme le largó, delante de todos: "Yo no pienso concentrar tanto ni loco". Después, El Ingeniero -un pensador de derecha chileno- le dijo al presidente de la institución: "O él o yo". Y el presi lo llamó a Riquelme y le dijo que, si no se disculpaba ante El Ingeniero y el plantel, lo colgaban "aunque tuviera el mundial delante" . Riquelme pidió disculpas, se concentró como Dios manda y, por ahora, está todo arreglado. Ahora yo me pregunto, cuando le toque al Hombre Peker lidiar con Riquelme ¡ESTAMOS EN EL HORNO DE BANCHERO! Ya que este jugador que es más lento que una película del Cosmos, hace lo que se le canta con el Hombre Peker....