El Ciclón y la Furia

¡Hasta la Victoria Siempre!

miércoles, noviembre 30, 2005

Terminados en eli

No entiendo cómo todavía los periodistas deportivos no dieron esto: Botinelli y García, en el Casla, se odian y la otra noche, contra el Taladro, no pararon ni con los de aerolíneas. El Mismo caso fue la dupla -tambièn central- Tuccio & Ameli, separados por, en términos borgeanos LA INTRUSA. Así que es casi una ley matemática: LAS DUPLAS CENTRALES TERMINADAS EN ELI (Botinelli, Ameli) perforan defensas y producen metástasis en el equipo al que, supuestamente defienden. ESTE ES UN SERVICIO MAS DE ESTE BLOG AL PERIODISMO DEPORTIVO ARGENTO.

martes, noviembre 29, 2005

Se declara la fatwa a Graciela Alfaro

Azulgranas del mundo: en vez de reunirse para hacer un abrazo simbólico al fucking Carrefour (para qué porongo sirve un abrazo si es simbólico) porque no le declaramos la fatwa a Graciela Alfaro y le hacemos un abrazo real a su casa, previo al partido, para que no pueda salir para dirigir a nuestro querido equipo. ¡No hay que dejar que se ponga los botinellis, again!

Y como decía Chilavert, A PARTE OTRA COSA: Ojo Bosteros con Pusineri, que no es ningún Pussyneri (O Conchita, en español, como le decían al dentista famoso) y va re para adelante! Y si a eso le suman al GRAN KUN (que además de romperla, es hermoso) me parece que los cubitos que le tiran al COCO BASILA le van a venir bien para la zabeca el domingo por la noche, post partido. Ya avisamos, otra muestra de PERIODISMO DE ANTICIPACION.

lunes, noviembre 28, 2005

Graciela Alfaro y Matías Olé

No es por el diario deportivo donde trabajé varios años (un saludo muy cálido a todos los amigos que dejé ahí) si no por el ole que bajaba de las tribunas y me taladraba la cabeza mientras el taladro nos taladraba el orping. Y Graciela Alfaro, a un costado, en el corralito que la cal de AFA prevee para el DT, con su cara estudiada de "Soy un técnico que piensa", tanto que un plateísta desaforado le gritó: "Andate, estudioso". Y lo peor después, cuando desde los diarios se confirmaba que Graciela quedaba a la cabeza del equipo. Ahora bien ¿Para qué? Para que cuando -post pre temporada, después de hacernos comprar una vez más a Adolfo Castello y Alicia Moreau de Justo- cuando perdamos, digo, los tres primeros partidos del próximo campeonato le bajen la persiana que -convengamos- ya está aceitada para caer sobre su cuello desde hace rato. Hay un dato de la noche de Banfield que no se puede obviar: cuando lo expulsaron a Botinelli, Graciela fue a calmarlo e intentó abrazarlo y el muñequi se lo sacó de encima empujándolo. Primera certeza: el plantel no lo quiere al DT. Segunda certeza: O se va Alfaro o , si se queda, se tiene que ir todo el plantel. Tercera certeza: ya desde el partido ante Vélez -que ganamos con gol agónico- quien escribe estas líneas -Fabián Casla- criticó la postura defensiva del técnico que nos tocó en desgracia. Con lo cual, no sorprende ahora cuando la Liga de Latin Bloggers acaba de nominar a este blog para el Martín Fierro de Periodismo Deportivo de Anticipación. Junto a Pipi Vargas y El Gordo Palacios.
Después de seis años de boxeo con Mariano del Aguila, Chorch y el Tigre Alexis, tengo una tabla d elavar en el estómago que me permitirá ir a la entrega de los premios como Iggi Pop, es decir, con el torso desnudo y de la mano de mi novia Guadalupe. Nos vemos ahí.

martes, noviembre 22, 2005

El ingeniero santo

Como éste es un blog temático, ahí va una breve reseña sobre la última película de Viggo Piedrensen. Se llama "Una historia violenta" y es, podría decirse, la película más accesible de David Cronemberg, de la misma manera que "Una historia sencilla" lo era dentro de la filmografía de David Lynch. Bien, Piedrensen vive en un pueblito que parece sacado de las ilustraciones de Norman Rockwell. Se llama algo así como Tom Stall, (un nombre de esos que usaban los superhéroes de Stan Lee cuando ocultaban su identidad) y vive con su familia que está norteamericanamente compuesta por dos hijos y una mujer con la que lleva casado mucho tiempo. Cuando la cámara se posa en el pueblo, parece que lleva una vida idílica hasta que dos muñecos letales -que vienen de matar a varias personas en un motel (entre ellos una nenita)- entran a la cafetería de Viggo. Y acá se empieza a contar la historia dentro de la historia. Piedrensen (como es del Casla) se carga a estos dos muñecos con una pericia inusitada para un buen padre de familia que -aparentemente- nunca mató ni a una mosca. Y, rápidamente, es elevado por la prensa local como un héroe del pueblo que hizo justica por su propia mano, el Ingeniero Santo. Contrareembolso, tal vez por reconocerlo en la prensa, otros muchachos complicados le caen en la cantina para traerle noticias del pasado. Hay dos cosas que me impactaron en la película: la dinámica -la narración pura- del relato, que no para nunca y no es un dato menor , y esa pareja que forman Viggo y su mujer, que aun después de los hijos y con años de convivencia, siguen sintiendo una atracción mutua. Una atracción que se complejiza cuando Viggo cruza la línea de la sombra y se convierte en un extraño para sus seres queridos. (La escena de sexo en la escalera, cuando con la mujer forman un insecto furioso copulando, es notable) . Esto es algo mucho más poderoso que saber si el tal Tom Stall es o no el que dice ser. ¿Cómo hacemos para convertirnos en extraños para nuestros seres queridos y que nuestra vida pueda seguir adelante? El Monstruo que me habla al oído en algunas ocasiones ¿Soy yo? ¿Quién está del otro lado de la cadena de humo de mi cigarrillo, cuando fumo, en la noche, y suena la alarma de una fábrica abandonada, cercana a casa?
La película termina con símbolos religiosos. Piedrensen lavándose la sangre de su cuerpo en una laguna -como un bautismo-. Y la vuelta a casa ¿Para predicar?

jueves, noviembre 17, 2005

5 a 1 no va a quedar ninguno


Se lo veía venir: un equipo de mierda, dirigido por un gordo ronco y teñido, comandado en la cancha por uno de los tipos más feos del mundo, nos metió cinco goles como si fueran el Ajax de Holanda. La técnica Bucay de autoayuda desplegada por Graciela Alfaro funcionó a la perfección. PERO LO QUE MAS ME LLAMO LA ATENCION FUE LA CANTIDAD DE AMIGOS GALLINAS -QUIENES HASTA HACE UNOS MESES ME QUERIAN ACOMPAÑAR A LA CANCHA A VER AL CASLA-, QUE EMPEZARON A LLAMAR PARA RECORDARME EL GENOCIDIO QUE SE ACABABA DE CONCRETAR EN EL MONUMENTAL. En fin, les digo por este soporte técnico -el blog- que pasé seis años haciendo boxeo y que estoy a fin de agarrarme a piñas con el que se le ocurra cargarme. Y ESTO ES EN SERIO. VOY A PRACTICAR LA TECNICA DEL HIGADO CON CEBOLLA QUE ME ENSEÑO MI INSTRUCTOR. Esto ya está pasando de castaño oscuro. NO VA A QUEDAR NINGUN LADRILLO EN PIE QUE NO SEA SANLORENCISTA.

PD: Y si alguien tiene alguna duda sobre este post pregúntenle a mi amigo Mariano Amington cuantas veces me estuve por agarrar a piñas en la cancha. La verdad, soy un enfermo del Casla...

martes, noviembre 15, 2005

Un equipo de autoayuda

La verdad es que hace días se está quedando en
casa The Horla, un amigo mío que me complica las cosas: si me quiero duchar, primero está él en el baño afeitándose, si quiero tirarme a dormir, él pone la televisión al mango. Y me parece que piensa quedarse varias semanas, aunque llegó con un pequeño bolso. A veces, para hacer las pases, le propongo ajedrez en el living, y él me gana siempre con jaque mate pastor. Asi las cosas, mi vida es una rampa en bajada que va directo al nacimiento del niño dios, con las luces de los arbolitos que prenden y apagan siguiendo el ritmo del corazón de Papá Noel. Encima, el calor del verano sube de noche desde las veredas recalentadas. Y los siberian dogs se suicidan en silencio. ¿Cómo solucionar esta baja tensión de la conciencia que me está dando un pesto bárbaro? En principio, necesitaría una terapia con UN EQUIPO COMO EL DE GRACIELA ALFARO, QUE LOGRA LEVANTARLE EL ANIMO Y AGRANDAR A CUALQUIER PEREJIL, como Quilmes, Lanús, Instituto y Tiro Federal. La tècnica Bucay que está utilizando Alfaro es muy novedosa y se tendría que implementar en los consultorios psicológicos de los equipos de fútbol. TENGO UN EQUIPO QUE TE LEVANTA EL ANIMO AUNQUE SEAS UN MUERTO, COMO DELORTE, QUE HASTA ALGUNOS PERIODISTAS TRASNOCHADOS PIDEN PARA LA SELECCION. ¿Quién puede volver a la vida a un yobaca como Delorte, para que te la de por el orte con goles que parecen sacados de un simulcop.? SOLO GRACIELA ALFARO. Y ahora llega Ríver. Y está Viggo Mortensen o Piedrensen en el ispa, depende como salgamos esta vez...

miércoles, noviembre 09, 2005

¡Gol de líber: Francéscoli!

¿Se acuerdan? ¿dónde estará ese grone genial de los Atletas de Cristo?

viernes, noviembre 04, 2005

Marcha de repudio

El sábado a las cuatro de la matina, desde Puente Pacífico, sale una marcha de repudio hacia la casa del entrenador del Casla. Los abajo firmantes en los comments pedirán que el entrenador deje de usar el doble cinco (o doble Nelson) y haga los siguientes cambios: Saja, al banco eléctrico. En su lugar, cualquiera. Ortiz, titular, por derecha. Coudet, a vivir en Rosario Central, junto a Ketchup, el primo de Larguirucho. Lavezzi: que se le prohíba festejar goles sacándose la camiseta (salvo si la casaca es la de rugby de contra Argentinos). Que nunca más estén dos diez en el banco y ninguno en la cancha. Que quemen la guitarra del Lolo. Y a Lolo too. En los comments se pueden agregar consignas. Ah! Me olvidaba: FUERA BUSH Y MIGUEL BOLASSO DE AMERICA LATINA.

martes, noviembre 01, 2005

Planeta Mohamed

Hoy lo pasé a buscar a mi hermano el Dragón (llamado así porque es un poderoso lanzador cuando ingiere mucho alcohol) y fuimos a comer un asado a la casa de Norman, un amigo de la infancia, DJ y animador de un centro cultural que quedaba en la esquina de Córdoba y Billinghurst. Todos los martes Norman hace su asado religioso e invita a una caterva de freaks del barrio de Boedo y alrededores. Hoy la canícula jugaba al achique y hacía mucho calor. Por lo cual, me tuve que poner un piluso blanco para poder comer debajo del sol. El problema fue que Norman vive con Coco Silly –un enfermo de Huracán- y dueño del único gorro disponible. Así que me puse el gorro quemero. Entonces mi hermano dijo que, a pesar de que le caía muy mal Mohamed, él lo respetaba cuando hablaba de fútbol. Yo le dije que a mí Mohamed me caía muy bien. ¿Cómo no me va a caer bien un tipo que decide errar un gol destruyendo su carrera en Boca? Si yo fuera un jugador de fútbol me gustaría ser como Mohamed. Es decir: sólo jugaría para el equipo del que soy hincha. Y si eso significa que voy a ganar menos plata, bueno, trabajaré de otra cosa. Es lo mismo que se hace si uno es escritor. Si para ganar plata hay que fichar en editoriales grandes y escribir boludeces, prefiero pasar. Siempre se puede trabajar de otra cosa mientras me pongo mis propios tiempos y escribo lo que se me canta. Como Mohamed. Si fuera jugador, yo no me imagino –suponiendo que pudiera meter un gol- pidiéndole disculpas a la hinchada Casla porque, el profesionalismo es así y tengo que ganarme el mango metiéndole un gol al club de mis amores. Es como aceptar los consejos de los editores para sacar un broli antes de tiempo, estar pendientes de las fechas de publicación –para que no estén todos los posibles lectores en la costa- y tratar de captar lo que está en el aire. Me chupa un huevo. Me chupa un huevo los premios literarios. Y si me presento a Planeta u otra mierda similar y lo pierdo porque me estafan-ya que está arreglado que lo gane otro-, soy un boludo. Porque de movida me iban a estafar. Esos premios siempre están arreglados para que los gane otro. Por eso me preocuparía si un jurado supone que el “otro” soy yo. Cuando yo era chico, Huracán jugaba en Primera. Siempre le digo a mi amigo Ariel Sanzo que yo quiero que El Globo esté en primera. No sólo porque tenemos seis puntos asegurados, si no porque El Globo es un grande y –ahora- lo dirige un grande. ¿Se imaginan a Mohamed llorando porque le robaron el Premio Planeta?